Los supercoches para millonarios se destacaron en la exhibición de Ginebra este martes, el fabricante de automóviles francés Bugatti dio a conocer su última bestia, y el automóvil más caro del mundo, con un valor de más de 15 millones de euros. Bugatti, que pertenece al Grupo Volkswagen, vendió un modelo anterior, el Chiron, a un precio de 5 millones de euros.

Pero a pesar de los precios, el nicho de mercado es cada vez mayor y no muestra fatiga según el CEO de Lamborghini, Stefano Domenicali, frente a su última versión del modelo Huracan, un convertible con motor v10 y 640 CV.

Aston Martin también presentó su marca totalmente eléctrica, llamada Lagonda, con un vehículo deportivo utilitario.

Otros supervehículos que se exhibieron en la feria incluyeron el hipercar McLaren, el más rápido jamás construido, con una velocidad máxima de 403 km por hora (250 millas por hora) y 1070 CV gracias a la combinación de un motor tradicional y uno eléctrico, tecnología que también se tomó este Salón del Automóvil.

Asegurar el mercado eléctrico se ha vuelto cada vez más importante para los fabricantes de automóviles a medida que la demanda de vehículos con motores de combustión tradicionales disminuye en China y Europa, en parte debido a las tarifas derivadas de la guerra comercial de Washington con Pekín.

Publicidad

Algunos productores de automóviles instaron a los gobiernos y las administraciones a proporcionar una mejor infraestructura para los automóviles eléctricos.

El Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, donde los fabricantes muestran sus últimos modelos y conceptos, se celebra del 7 al 17 de marzo.