El mundo registró cerca de dos millones de casos de COVID-19 la semana pasada, una cifra récord.

Por otra parte, el número de decesos disminuyó con respecto a la semana precedente, según los datos divulgados este martes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Del 14 al 20 de septiembre, hubo unos dos millones de nuevos casos de COVID-19, lo que representa un aumento del 6 % con respecto a la semana precedente y el mayor número de casos desde el inicio de la epidemia», según la Organización.

Mire también: Balance oficial: cómo cierra la jornada de protesta en el país

En total, más de 30,6 millones de casos y 950.000 fallecidos se han registrado desde que el COVID-19 apareció a finales del año pasado en China.

Esta cifra de casos positivos solo refleja una parte de la totalidad, debido a las políticas dispares de los diferentes países a la hora de diagnosticar.

Además, en gran cantidad de países pobres la capacidad de realizar pruebas de diagnóstico es limitada.

Publicidad

Por países, Estados Unidos es el más enlutado del mundo, y Brasil, el segundo más afectado en número de muertes, siguen registrando los números de nuevos fallecidos más altos, con más de 5.000 nuevos decesos cada uno la pasada semana.

El continente americano, que concentra la mitad de los casos registrados en el mundo y el 55 % de las muertes acumuladas desde diciembre, registró una disminución del 22 % en el número de muertes la semana pasada, gracias a una reducción de los fallecidos en Colombia, México, Ecuador y Bolivia.

Por regiones, Europa, escenario de importantes rebrotes, contabilizó 4.000 nuevas muertes y fue la zona que registró un mayor aumento en el número de decesos (+27% con respecto a la semana anterior).