El papa Francisco condenó el asesinato con coche bomba de la periodista, Daria Dugina, hija del filósofo ruso Alexander Dugin, durante una audiencia general el miércoles. Consideró que las dos partes involucradas en una guerra tienen responsabilidades similares. 

“La locura de todos lados porque la guerra es una locura. Nadie en la guerra puede decir ‘no, no estoy loco’. La guerra es una locura. Pienso en la pobre niña (Darya Dugina) que fue volada por una bomba debajo del asiento de su automóvil en Moscú. Los inocentes pagan la guerra”, indicó.

También puedes leer: “Quisiera darles un abrazo”: papá de uno de los jóvenes asesinados en Sucre le confiesa a patrulleros implicados

Francisco reiteró también sus críticas al comercio de armas detrás de los conflictos internacionales de todo tipo: “La guerra es una locura. Y aquellos que se benefician tanto de la guerra como del comercio de armas son delincuentes que matan a la humanidad”.

Asimismo, pidió oraciones “por la paz del Señor para el amado pueblo ucraniano que sufre el horror de la guerra desde hace 6 meses”.

Por su parte, el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dimitro Kuleba, expresó su decepción por las palabras del papa Francisco.

“Diré francamente que el corazón de Ucrania está desgarrado por las palabras del Papa. Fue injusto”, dijo Kuleba durante una rueda de prensa conjunta.

El titular de la cartera de Exteriores ucraniano ha señalado que transmitirán su disconformidad próximamente en un comunicado oficial en la página oficial del Ministerio de Exteriores, según ha recogido la agencia de noticias UNIAN.