Como la ley del Estado de Florida prohíbe que los responsables por delitos sexuales convivan cerca a sus potenciales víctimas, entre las plantaciones está surgiendo un vecindario. Cada día se tramitan 20 solicitudes para vivir en el condado Míracol, pero su población actual es de sólo 200 habitantes.

Escondido entre las plantaciones de azúcar del sur de Estados Unidos, se encuentra Miracle Village, en la Florida. En este lugar viven alrededor de 200 personas, hasta ahí todo sería normal, si no fuera porque la mitad de su población es decir 100, son agresores sexuales.

Según la ley de la Florida, ninguno de ellos puede habitar a menos de 300 metros de una escuela, guardería o parques, es por eso que este sitio al estar alejado de estos puntos de alto riesgo, se convierte en una alternativa para los hombres que han sido acusados de acoso o abuso sexual contra menores de edad.

Las solicitudes para vivir en Miracle Village, superan las 20 por día y ya los jueces están enviando a las personas que se les otorga la libertad condicional a que terminen su condena en un lugar donde están seguros de que no pueden atacar de nuevo.

Semanalmente tienen visitas de las autoridades para corroborar que están cumpliendo al pie de la letra las indicaciones y se ha convertido en un lugar tranquilo y la gente ya se acostumbró a sus nuevos vecinos y tratan de llevar una sana convivencia.