Medina es un suburbio situado en Seattle, Washington, allí hay gigantescas mansiones con todo tipo de lujos. El valor medio de las casas en esta zona es de aproximadamente $2,8 millones de dólares.

Bill Gates, cofundador de Microsoft y Jeff Bezos, el accionista mayoritario de Amazon, (dos de las personas más adineradas del mundo) viven en esta ciudad que se caracteriza por tener el séptimo código postal más rico de todo el país, pero actualmente, Mediana enfrenta una crisis financiera.

 

Se proyecta que para el próximo año haya un déficit de $500.000 de dólares y que podría alcanzar a los $3,3 millones de dólares en cinco años.

Esto se debe a que “aunque el valor de las propiedades continúa aumentando, los ingresos de la ciudad no lo hacen al mismo nivel”.

Los impuestos de las viviendas tienen un límite de aumento, y eso solo puede cambiarse con una votación de los habitantes para que se apruebe un posible incremento. En esa medida, solo pueden incrementar un 1% al año que actualmente no es insuficiente para los gastos del pueblo.

Los habitantes de esta ciudad recibieron un documento del gobierno local que explica que “el ingreso total de impuestos a la propiedad de la ciudad en 2019 será de US$2,8 millones y un aumento del 1% que solo generaría US$28.000 adicionales en 2020, una cifra que no cubre el creciente costo de los servicios”.

Por esta razón, Medina organizó una votación pública entre sus vecinos para decidir si se sube la recaudación o se recortan algunos de sus servicios.

Una de las principales fuentes de recaudación de dinero de la alcaldía de Medina es el impuesto sobre las casas o impuesto predial.