La revista Royal Society hace pocos días publicó un estudio que descubrió que los monos del Templo de Uluwatu, en la isla indonesia, son capaces de determinar cuáles objetos tienen mayor valor para las personas y usan esa información para su beneficio.

Los monos Macaca fascicularis roban a los turistas gafas, zapatillas, gorras y teléfonos, que cambian luego por comida.

Los expertos registraron más de 2.000 interacciones de ese tipo entre los animales y los turistas durante un periodo de 273 días.

Publicidad

Durante las investigaciones, los primates robaron particularmente teléfonos móviles, carteras o anteojos, en comparación con otros objetos y, además, exigieron en cada caso mayor o menor cantidad de comida como recompensa por devolverlos.

Es de recordar que la conducta de trueque se aprende a una edad temprana en estos animales.