El uso de tapabocas puede dar un falso sentimiento de seguridad a quienes las portan y distraerles de otras medidas de prevención esenciales para evitar contraer el coronavirus, dijo el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tarik Jasarevic.

«El uso de tapabocas no se requiere para gente saludable. En cambio, las personas con síntomas debe usarlas para proteger a los demás y también los que cuidan a enfermos en casas y están más expuestos al virus», explicó el representante.

Conforme a la posición que sostiene la OMS desde el inicio de la pandemia, Jasarevic insistió en que las personas que usan tapabocas no están necesariamente protegidas.

«El uso de mascarillas en si no garantiza la protección si no se combina con otras medidas. El problema es que la gente que las utiliza puede tener un falso sentimiento de seguridad y olvidar otros gestos esenciales como lavarse las manos», agregó.

Además de ello, si las mascarillas no están bien colocadas sobre el rostro, el portador puede tener la tendencia a tocarse más frecuentemente la cara y se sabe que el coronavirus ingresa al organismo por las mucosas de los ojos, nariz y boca.

Para quienes las mascarillas sí son indispensables es para el personal sanitario que no puede cumplir su trabajo sin el material de protección necesario, pero que en numerosos países está experimentando problemas de escasez debido a que la pandemia ha hecho que la demanda por estos insumos crezca de forma exponencial.

«Por esta razón, la gente no debe hacer reservas de tapabocas en sus casas», recalcó el portavoz de la OMS.

Publicidad

La pandemia de coronavirus ha causado hasta el momento 693.224 contagiados y más de 33.000 fallecidos, según el recuento diario de la organización sanitaria.