El Gobierno español y el Partido Socialista (PSOE) han pactado la convocatoria de elecciones autonómicas en Cataluña para el próximo mes de enero, mientras se ultiman las medidas que el Consejo de ministros aprobará mañana para restaurar la legalidad en esa región.

La dirigente socialista Carmen Calvo, experta en Derecho Constitucional, encabeza la delegación del PSOE que negocia con el Ejecutivo las medidas concretas que aprobará el Consejo de ministros para aplicar el Artículo 155 de la Constitución española en Cataluña.

Dijo que las medidas «evidentemente podrían afectar» a la policía regional (Mossos d’Esquadra), además de a las cuentas públicas de Cataluña.

El fin es «volver a la legalidad, a la normalidad y la tranquilidad institucional» para ir «a unas elecciones» regionales.

Cabe resaltar que el gobierno decidió aplicar ese artículo de la Constitución para asumir funciones que ejercen las autoridades de Cataluña y restablecer así la legalidad, después de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, avisara ayer de que el Parlamento catalán podría votar la independencia si no hay diálogo entre las partes.

REDACCIÓN INTERNET – CM&