Según lo dio a conocer el fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk, estaría dispuesto a vender algunas acciones de su empresa automotriz para resolver el hambre mundial.

Musk estaba respondiendo a los comentarios de David Beasley, director del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, quien repitió una llamada la semana pasada luego de un tweet previo de este mes pidiendo a multimillonarios como Musk que “den un paso al frente ahora, por única vez”.

Lea también. Cien líderes mundiales se comprometen a revertir la deforestación para 2030

Musk aseguró estar más que dispuesto a donar la suma necesaria si Beasley le explica en el mismo hilo de Twitter cómo los 6.000 millones de dólares resolverían el hambre global.

De igual manera, el empresario exigió que la contabilidad fuera abierta para que el público pudiera ver cómo se gastarían estos millones.

Musk es el director ejecutivo de la empresa de vehículos eléctricos Tesla, que la semana pasada se unió al puñado de empresas valoradas en más de 1 billón de dólares.