Filipinas ordenó el lunes el regreso a Manila de su embajadora en Brasil, Marichu Mauro, tras filtrarse un vídeo que documenta sus maltratos reiterados a una empleada doméstica de nacionalidad filipina.

«La empleada doméstica dejó Brasilia el 21 de octubre y está viajando a Filipinas. Vamos a asegurar su bienestar y su cooperación en la investigación”, informó el Departamento de Asuntos Exteriores filipino en un comunicado hoy.

Varios medios brasileños han publicado las imágenes de las cámaras de seguridad de la residencia diplomática, ubicada en el mismo recinto de la embajada, en las que se ve a la embajadora agrediendo y reprendiendo a la empleada, de 51 años, en repetidas ocasiones.

Según la prensa de Brasil, un funcionario de la embajada recopiló los episodios de agresiones en un video que se utilizó como prueba para interponer una denuncia contra la embajadora, diplomática de carrera, a finales de agosto.

Mauro llegó a Brasilia hace dos años y medio, cuando fue recibida por el entonces presidente brasileño, Michel Temer; a principios de este mes fue condecorada por el mandatario actual, Jair Bolsonaro.

Publicidad