La cumbre entre los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de Rusia, Vladímir Putin, dio inicio este miércoles después de que ambos llegaran por separado al lugar del esperado encuentro.

Se trata de una mansión del siglo XVIII llamada Villa La Grange en una zona céntrica de Ginebra, donde cada uno fue recibido por el presidente de Suiza, Guy Parmelin.

 

 

Ambos se saludaron con un apretón de manos, en el primer gesto diplomático de una reunión en la que hoy se centran las miradas del mundo.

Publicidad

Biden subrayó tras saludar a su homólogo ruso, Vladimir Putin, antes de la cumbre de Ginebra, que siempre es mejor verse “cara a cara” para intentar reducir las tensiones entre los dos países.

 

 

Siempre es mejor verse cara a cara“, dijo Biden, tras estrechar la mano de Putin.

El presidente ruso confió por su parte en que esta reunión, que se prevé tensa debido a los importantes desencuentros entre los dos países, sea “productiva“.