Empleados de Disney entrarán en licencia forzada sin remuneración como parte del «devastador impacto» de la pandemia del COVID-19, que obligó a cerrar sus parques temáticos y paralizar parte de su operación, informó la compañía.

«Los empleados de Disney han recibido su pago completo y los beneficios durante este tiempo y nos hemos comprometido a pagarles hasta el 18 de abril, para un total de cinco semanas adicionales de compensación», indicó la empresa en un comunicado.

«Sin una clara indicación de cuándo podemos reiniciar nuestros negocios, estamos obligados a tomar la difícil decisión de dar el siguiente paso y dejar cesantes a los empleados cuyos trabajos no son necesarios en este momento».

Disney no especificó cuántos empleados quedarán sin trabajo, aunque indicó que mantendrán sus beneficios de seguro médico durante este período e indicó que podrán acceder a 600 dólares semanales como parte del paquete de alivio aprobado por el gobierno federal.

Solo en su división de parques, tiene 177.000 empleados.

Según el sitio de CNBC, la medida, que entra en vigor a partir del 19 de abril, afectará a los empleados no protegidos por sindicato.