Un empresario ruso residente en Estados Unidos, llamado Alex Konanykhin, ofreció una recompensa de un millón de dólares por la cabeza del presidente ruso, Vladímir Putin, “como criminal de guerra”, en plena operación militar en Ucrania.

“Prometo pagar un millón de dólares a cualquier oficial de Policía que, cumpliendo con su deber constitucional, arreste a Vladimir Putin como un criminal de guerra según el derecho ruso e internacional”, escribió el empresario en su perfil de Facebook hace unos días, en una publicación con una foto al estilo del Lejano Oeste y las palabras “se busca vivo o muerto”.

Sin embargo, la red social eliminó la aplicación como escribe el propio Konanykhin, ex banquero y antiguo miembro del círculo político del expresidente Boris Yeltsin, en un post más reciente, donde vuelve a repetir el texto pero esta vez sin la foto, aclara.

Le puede interesar: Grave accidente en Bogotá: volqueta perdió el control y embistió varios vehículos

“Como ciudadano de etnia rusa (escribió en su publicación) veo como mi deber moral facilitar la desnazificación de Rusia. Continuaré ayudando a Ucrania en sus heroicos esfuerzos para resistir el asalto de la horda de Putin”, afirma en su oferta de recompensa.

“Putin no es el presidente ruso, ya que llegó al poder como resultado de una operación especial de volar edificios de apartamentos en Rusia, luego violó la Constitución al eliminar las elecciones libres y asesinar a sus oponentes”, escribe también el empresario.

Konanykhin emigró a Estados Unidos a mediados de los años 90.