Los diálogos entre Israel y los palestinos que se habían desatascado con la liberación de prisioneros, se volvieron a enredar hoy, cuando el gobierno de Nietayahu sacó a la venta mil casas en la zona en discusión.

Estas imágenes del inicio de unas obras en asentamientos judíos en territorio palestino anunciado hoy por Israel ponen en vilo las conversaciones para llegar a un acuerdo de paz.

Las partes se reunirían el próximo 14 de agosto en Jerusalén pero las indicaciones sobre la maquinaria que ya se encuentra en el terreno donde se levantarán más de 1.200 viviendas, despertaron el enojo del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas quien anunció que no participará de los diálogos de paz hasta que no se frenen esas obras.

Más de 500.000 judíos viven en más de 100 asentamientos construidos desde 1967, dichas viviendas son consideradas ilegales bajo la ley internacional, sin embargo Israel niega esta ley.

Aun no se sabe si Israel y Palestina estarán nuevamente cara a cara para llegar a firmar la paz en los próximos nueve meses, ya que por el mismo tema los diálogos y acercamientos quedaron congelados en septiembre de 2010.