Dos masacres y un tiroteo en menos de 24 horas estremecieron a Estados Unidos y al mundo. Este sábado, en un supermercado Walmart de El Paso (Texas), un joven de 21 años asesinó a 20 personas, mientras que un barrio de Dayton (Ohio) otro joven de 24 años acabó con la vida de nueve personas más, entre ellas su hermana. Y por último, siete personas resultaron heridas cuando un desconocido abrió fuego desde un Chevrolet Camaro negro, en un parque en Chicago (Illinois).

Vea también: Patrick Crusius, el supremasista que buscaba matar ‘el mayor número de mexicanos posible’ en Texas

Las autoridades investigan un posible vínculo de los dos autores de las masacres con las políticas contra la inmigración del presidente Donald Trump, a propósito de un manifiesto que publicó uno de ellos en un conocido foro de internet, en el que se critica «la invasión hispana de Texas».

«Las vidas perdidas en ataques pasados y, seguramente ahora también en El Paso, son las consecuencias del terrorismo nacionalista blanco», dijo Pete Buttigieg, candidato a las primarias demócratas, al aludir a los ataques contra una Iglesia en Charleston, dos sinagogas y el del sábado en un centro comercial de Texas.

«Aquí hay dos factores que se combinan», continuó Pete Buttigieg en su análisis en la cadena Fox News: «Por un lado, la debilidad de las políticas reguladoras del mercado de armas y, por otro, el aumento del terrorismo interno inspirado por el nacionalismo blanco».

En el ataque ocurrido el sábado, la Policía identificó a Patrick Crusius de 21 años como el responsable de la masacre de El Paso y autor de un manifiesto xenófobo. Por otro lado, Connor Betts, un joven blanco de 24 años es el sospechoso del tiroteo registrado en Dayton, que dejó nueve muertos, mientras continúan las investigaciones del tiroteo en Chicago para dar con el paradero del atacante. 

Publicidad

Patrick Crusius, el supremasista que buscaba matar ‘el mayor número de mexicanos posible’.

Patrick Crusius, originario de la ciudad de Allen, condujo nueve horas en automóvil hasta la ciudad de El Paso, donde llegó a un supermercado de la cadena de Walmart y armado con un rifle de asalto, cargadores de alta capacidad y municiones adicionales abrió fuego contra quienes se encontraban allí y mató a 20 personas, entre ellas siete ciudadanos mexicanos, e hirió a 26 más. 

Le puede interesar: México reclama por sus víctimas y estudia pedir extradición del autor de la masacre de El Paso

Del sujeto se sabe que vivía con sus abuelos y que se graduó en la escuela secundaria Plano Senior en 2017, en Plano (Texas). Tras acabar el colegio, se matriculó ese mismo año en la Universidad de Collin, cerca de su hogar, donde estudió hasta esta primavera, según NBC News.

Crusius era «un tipo muy solitario”, según las descripciones de sus vecinos, incluso sus antiguos compañeros del colegio recuerdan que sufría de bullying.

La policía sospecha un motivo racista y trata el caso como «terrorismo doméstico», investiga un manifiesto de 2.300 palabras atribuido al autor que habla de «una invasión hispana de Texas», y evoca el tiroteo de un supremacista blanco en dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, que dejaron 51 muertos el 15 de marzo pasado.  

¿Qué dice el manifiesto?

En el documento cuya autoría se le atribuye a Crusius, el joven hace referencia al llamado Great Replacement, una teoría de conspiración supremacista blanca que afirma que las personas de ascendencia europea están siendo sustituidas.

 Afirmó que estaba «defendiendo» a su país «del reemplazo cultural y étnico provocado por una invasión (…) Mi objetivo era matar al mayor número de mexicanos posible».

En el texto, publicado en el foro web 8chan, un sitio sin censura donde han aparecido otros manifiestos extremistas, el joven también se quejó de que el rifle AK-47 que eligió «no estaba diseñado para disparar rondas rápidamente, por lo que se sobrecalienta mucho después de que se disparan unos 100 tiros en sucesión rápida».

Para contrarrestar esto, dijo que usaría un guante resistente al calor.

También escribió que probablemente pasó menos de un mes preparándose para el tiroteo. «Tengo que hacer esto antes de perder el valor», señaló en el texto.

Luego, dice que su muerte será «probablemente inevitable»: «Si la policía no me mata, probablemente uno de los invasores me disparará.»

«La captura en este caso es mucho peor que morir durante el tiroteo porque de todos modos recibiré la pena de muerte», agregó. Pese a su suposición, la policía de El Paso aclaró que no hubo intercambio de disparos cuando Crusius fue detenido. En lo que sí podría tener razón el tirador, es que le podría esperar la pena capital o incluso la extradición a México.

En la mañana de este lunes, Crusius fue inculpado por homicidio en primer grado, un cargo que conlleva la pena de muerte.

Connor Betts, el joven sin antecedentes y autor de la masacre de Dayton que también mató a su cuñado y su hermana 

Las autoridades identificaron al sospechoso del tiroteo de este domingo en la madrugada en Dayton (Ohio) como Connor Betts, de 24 años. Su hermana Megan y el novio de ella se encuentran entre las víctimas mortales.

El joven, equipado con un chaleco antibalas y un rifle de asalto, abrió fuego en una zona de bares de Dayton. El ataque acabó con un saldo de nueve muertos y 27 heridos.

Entre las víctimas se encuentran tres mujeres y cinco hombres de entre 25 y 57 años. Megan Betts, con 22, era la más joven de los asesinados.

Vea también: Connor Betts, el joven sin antecedentes y autor de la masacre de Dayton que también mató a su cuñado y su hermana

Connor Betts carecía de antecedentes penales, apenas presentaba dos multas por exceso de velocidad (2013 – 2014). Los cuerpos de seguridad registraron su domicilio en Bellbrook, a  25 kilómetros al sur de Dayton.

En la red social LinkedIn, Betts se definía como un trabajador con experiencia en servicio al cliente. El joven estudiaba Psicología en la Universidad de Sinclair y trabajaba en un restaurante de comida mexicana de la cadena Chipotle, en Centerville. En su currículum también consta que trabajó en una gasolinera entre 2014 y 2017.

Hasta ahora, la Policía no refiere ningún móvil concreto en el ataque al bar. Sobre si se trató de un ataque deliberado o no, solo se sabe que conocía a dos de sus víctimas: su hermana y su cuñado. A ambos les disparó luego de acudir con ellas habría a la zona de la masacre, según los primeros resultados de la investigación, aunque se separó de ellos antes de iniciar su ataque.

Las fotos de las redes sociales muestran que tenían una buena relación entre hermanos.

Connor Betts fue abatido por las fuerzas de seguridad apenas un minuto después de abrir fuego, un tiempo que puede considerarse récord para este tipo de hechos. El corto tiempo de respuesta puede relacionarse con la alerta colectiva que generan varios estados tras el primer ataque en Texas.

El atacante desconocido del Camaro negro que abrió fuego en Chicago

Cuando EE. UU. apenas asimilaba las masacres previas, siete personas resultaron heridas en un tiroteo, también el domingo, en Douglas Park, Chicago, cuando un grupo de personas se encontraba próximo al edificio 2900 de la calle West Rooseveld y el conductor de un vehículo de marca Chevrolet Camaro, color negro, disparó indiscriminadamente contra ellos.

Según las autoridades, un joven de 21 años fue trasladado al Hospital Mount Sinai y permanece en estado crítico, mientras que los demás se recuperan de sus heridas. Sobre el tirador hasta este lunes en la mañana no se conocen detalles de su identidad.

Con información de El País de España, NBC News, Fox News, El Mundo de España y La Vanguardia de España.