El cambio climático ha impactado directamente en la economía mundial; un estudio revelado por el medio CNN, afirmó que las condiciones extremas de calor y sequía agravan problemas para los trabajadores y para las empresas.

Estados Unidos, Europa y China parecen ser los más perjudicados por el rudo cambio climático que se ha vivido con más intensidad en los últimos años.

Le puede interesar: Venezuela dio luz verde a Félix Plasencia como embajador en Colombia

Cada una de estas potencias, ha tenido que atravesar por difíciles situaciones, por ejemplo en China, en la provincia de Sichuan, se ordenó el cierre de todas las fábricas durante seis días para ahorrar energía, acciones que muy probablemente se han convertido en una estrategia constante para cuidar de ese recurso.

En Estados Unidos, se ha pedido a las personas de la costa oeste que usen menos electricidad a medida que aumentan las temperaturas.

Por parte de Europa, los barcos que transportan carbón y productos químicos, han encontrado dificultades para realizar sus viajes a lo largo del río Rin de Alemania. 

“Estos eventos tienen la capacidad de ser bastante significativos para las regiones particulares que se ven afectadas”, dijo Ben May, director de investigación macroeconómica global de Oxford Economics a CNN.

Las olas de calor y las constantes sequías, la desaceleración económica, la afectación a cadenas de suministros y los cierres por el coronavirus son factores que han sumado puntos a vivir el peor de los panoramas en cuanto a la economía.