La cápsula de Blue Origin con cuatro pasajeros a bordo, entre ellos William Shatner, quien interpretó al “capitán Kirk” en la serie Star Trek, aterrizó el miércoles en el oeste de Texas tras pasar unos minutos en el espacio. 

El actor canadiense se convirtió, a sus 90 años, en la persona de mayor edad en llegar al espacio. Se trata del segundo vuelo tripulado de la compañía del multimillonario Jeff Bezos, que pretende consolidarse como un actor importante en el codiciado sector del turismo espacial.

 

Podría leer: Muere en la cárcel Raúl Isaías Baduel, exministro de Defensa de Venezuela

 

Me sorprenderá ver el espacio. Quiero mirar el globo y apreciar su belleza y dureza“, anticipó William Shatner el martes en un video publicado por Blue Origin.

El cohete New Shepard, totalmente automatizado y reutilizable, despegó verticalmente, compuesto por un lanzador y una cápsula con diseño ultramoderno que se desprendío en vuelo.

Foto: AFP

 

Lea también: El 86 % de los bogotanos se sienten inseguros, según encuesta

 

Propulsado de esa manera, va más allá de la llamada Línea Karman, a una altitud de 100 km, que marcó el límite del espacio según la convención internacional. Los pasajeros pudieron retirarse de sus asientos y flotar durante unos momentos en gravedad cero.

La cápsula luego volvió a caer a la Tierra, frenada por tres paracaídas y un propulsor trasero. El lanzador regresó aparte para aterrizar automáticamente no lejos de su punto de despegue. En total, la experiencia dura solo once minutos. 

 

Podría interesarle: La monja colombiana María Berenice será beatificada

 

Además del actor canadiense, otros tres pasajeros estuvieron a bordo de la cápsula. Chris Boshuizen es un exingeniero de la NASA y cofundador de Planet Labs, una empresa estadounidense que fotografía la Tierra en alta resolución todos los días utilizando satélites.

Glen de Vries es cofundador de Medidata Solutions, una empresa especializada en software de monitorización de ensayos clínicos para la industria farmacéutica.

Y finalmente, Audrey Powers, gerente de Blue Origin, particularmente a cargo de las operaciones de vuelo y el mantenimiento del cohete.