SpaceX y la NASA intentarán llevar el próximo sábado 30 de mayo a las 3:22 p.m. hora Florida, la primera misión tripulado cien por ciento estadounidense a la Estación Espacial Internacional.

El lanzamiento del cohete Falcon 9 de la compañía aeronáutica SpaceX programado para este miércoles 27 de mayo desde el Centro Espacial Kennedy tuvo que ser aplazado por condiciones climáticas adversas.

Los protagonistas de esta aventura espacial son los astronautas de la NASA Robert Behnken Douglas Hurley.

Ellos tienen previsto llegar a la ISS y así llevar una vez más en nombre de Estados Unidos al espacio tras nueve años, luego de que en 2011 se pusiera fin al programa de transbordadores espaciales.

Desde entonces, solo Rusia tuvo capacidad para llevar a la ISS, ocupada en forma permanente desde 2000, a decenas de astronautas en los cohetes Soyuz, lanzados desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

«La seguridad de los miembros de nuestra tripulación, Doug Hurley y Bob Behnken es nuestra prioridad máxima«, dijo el coordinador de la NASA, Jim Bridenstine.

«Fuimos fundados con la idea del vuelo espacial humano«, dijo Elon Musk, fundador de la compañía aeroespacial SpaceX en 2002 en California, EE.UU.

Si la misión sale bien, será la primera vez que un fabricante privado envíe astronautas a la Estación Espacial Internacional.

SpaceX podría devolver a Estados Unidos el acceso al espacio que perdió en 2011 con el final del programa de transbordadores.