Luego de ser reportada como desaparecida desde el pasado 14 de junio, la ecuatoriana Saraí Llanos Gómez, de 19 años, fue encontrada muerta el último lunes en Estados Unidos tras negarse a trabajar como dama de compañía.

La madre de la joven confirmó Noticias 34 Atlanta de Univisión sobre la muerte de su hija: “Ya la hallaron muerta”, y de igual manera indicó que Saraí deja a dos pequeños hijos, quienes ahora han quedado huérfanos.

Lea también: Biden espera volver a sus actividades presenciales “a finales de semana”

Saraí llegó hace menos de un año a Estados Unidos y trabajaba en Chicago como mesera, hasta que una amiga le recomendó un nuevo trabajo en Atlanta, Georgia, en el que podría ganar más dinero. Cuando llegó a la nueva ciudad, le confirmaron que el empleo era de trabajadora sexual. Saraí se negó a hacerlo.

El 14 de junio Saraí llamó a su mamá y le contó que había amenazado a “la rusa” con demandarla porque la engañó sobre el trabajo. En esa, la última conversación que Gardenia Gómez tuvo con su hija, le advirtió que se cuidara. Luego de eso, Saraí no volvió a contestar las llamadas de su madre y desapareció del hotel donde se hospedaba, según lo que su madre contó a la prensa: “Ella amenazó a quienes la llevaron a esa ciudad que les iba a denunciar. Luego de eso, ya no sabemos nada de ella, desapareció del hotel donde se hospedaba”, dijo la madre de Saraí.

Le puede interesar: JEP abre un incidente de desacato contra el ministro de Justicia, Wilson Ruíz

Gardenia intentó contactar a su hija a través de “la rusa”, que en una primera conversación le dijo que seguramente Saraí no contestaba porque “era dormilona”. El 16 de junio, a dos días sin saber de su hija, Gardenia Gómez llamó nuevamente a “la rusa” quien le dio una respuesta que la asustó. Según recogió diario Extra, la mujer le habría dicho a Gardenia: “Tranquila, seguro se fue con un hombre, mañana la dejarán botada en algún hotel. Y no pongas denuncias porque eso de nada te va a servir”.

Saraí se hospedaba en el SpringHill Suites by Marriott Atlanta Buckhead de Atlanta.

La organización de asesoría legal para migrantes ecuatorianos y sus familias, 1800migrante.com emitió un comunicado sobre la desaparición de la joven. Según la información, luego de la advertencia de su hija, Gardenia Gómez avisó a las autoridades ecuatorianas sobre la situación. Fue el cónsul ecuatoriano en Atlanta quien alertó a la policía estadounidense para que inicien la búsqueda. Los detectives del Departamento de Policía en Atlanta estaban a cargo del caso.

Desde que Saraí desapareció, lo único que se encontró de ella, hasta antes del lunes fue su pasaporte.

William Murillo, vocero de 1800migrante.com., señaló que “existen muchos elementos sueltos en esta historia, por ejemplo, la persona que la engañó es de nacionalidad rusa, y el teléfono que utilizaba era con chip prepagado. Una amiga con la que estaba en el hotel ya no contesta, hay un policía que era amigo de Saraí, los funcionarios del hotel no brindan declaraciones. En fin, es un caso muy complejo para los detectives que llevan la investigación”.

Al conocer sobre la muerte de Saraí, 1800migrante.com publicó la noticia con este mensaje: “Todavía estamos consternados con la noticia, hace unos minutos la madre de Saraí Llanos, nos confirmó que las autoridades encontraron a su hija muerta”.