Como un milagro han catalogado la hazaña de dos niños de 6 y 8 años que se perdieron por cuatro semanas en el Amazonas.

Los protagonistas son dos niños indigenas, identificados como Glauco y Gleison Ferreira, quienes se extraviaron cuando intentaban cazar aves pequeñas en la jungla cerca de Manicoré, en el estado de Amazonas, el pasado 18 de febrero.

Este martes, y por casualidad, un hombre que se dedicaba a talar árboles, los encontró con vida.

Los niños fueron encontrados acostados con signos de desnutrición y raquitismo.

La Secretaría de Salud de Amazonas informó que inmediatamente fueron llevados a una sala de terapia intensiva en la ciudad de Manaos.

“Ellos tenían hambre, apenas tomaron agua de lluvia para sobrevivir”, dijo la enfermera que los atendió.

Búsqueda difícil:

Debido a la época de lluvias, la búsqueda de los niños no fue fácil pero sí imperiosa, tanto así, que los servicios de emergencia decidieron cancelar la búsqueda el pasado 24 de febrero, pero los residentes locales continuaron sin perder la fe de encontrarlos con vida.

Según el relato del hombre que los encontró, unos de los hermanitos gritó cuando esté inició sus labores de tala, por lo que pudo acudir donde los niños y sacarlos de allí.