Un hombre de Nevada (Estados Unidos) ha sido acusado del asesinato de un niño de 4 años que fue encontrado muerto en un congelador de un garaje, cuyo cuerpo permaneció allí durante seis semanas.

Brandon Toseland, de 35 años, fue acusado de dos cargos de secuestro y un cargo adicional de asesinato abierto por la muerte del niño Mason Domínguez.

Las autoridades acudieron a la casa después que la madre del pequeño Mason le diera a su hija una nota para que la llevara a la escuela.

Le puede interesar: Duros combates: Rusia se apodera de la central nuclear de Chernóbil en Ucrania

La nota decía que Toseland, quien era la pareja sentimental de la mujer hace menos de un año, se había vuelto abusivo hace semanas y que estaba retenida contra su voluntad, además que creía que su hijo estaba muerto, ya que no lo había visto desde el 11 de diciembre.

La madre les dijo a los oficiales que Toseland la estaba abusando y que le había dicho que no saliera de la casa, ni entrara al garaje ni preguntara por su hijo.

La mujer dijo que Toseland admitió que Mason había muerto, pero que había sido un accidente.

Vea también: (Video) Sin piedad, mujer atropelló a ladrón y evitó ser víctima de robo

Las autoridades revelaron que el niño fue hallado en el congelador con lesiones visibles, pero no se ha revelado la causa de la muerte.

La madre del niño, por ahora no ha sido acusada con ningún cargo.