Las sanciones impuestas por Naciones Unidas a Irán en 2006 y 2010 están por levantarse, una vez se verifique que este país cumplió con las restricciones impuestas a su programa nuclear. Y como adelanto liberó a cuatro norteamericanos que tenía en prisión.