El expresidente de Kosovo, Hashim Thaci, ingresó en prisión este jueves en La Haya, horas después de haber dimitido y tras presentarse ante el Tribunal especial que lo acusa de crímenes de guerra, informó la alta corte.

El exlíder guerrillero y otros dos inculpados «fueron transferidos a las cárceles» de la cámara especial que juzga los crímenes en la guerra de independencia de Kosovo, informó el tribunal.

Thaci había decidido horas antes renunciar a su cargo para proteger la función presidencial, después de que un juez del tribunal especial validara su inculpación por crímenes presuntamente cometidos durante el conflicto entre Kosovo y Serbia a finales de la década de 1990.

Vea también: Facebook tuvo que cerrar un grupo pro-Trump que buscaba detener el conteo de votos en EE.UU.

«Para defender la integridad del cargo de presidente y de Kosovo, así como la dignidad de los ciudadanos, dimito de mi puesto de presidente de la República de Kosovo«, aseguró Thaçi, en rueda de prensa en la capital Pristina.

Unas horas más tarde, partió de Pristina con otros dos exguerrilleros acusados, a bordo de un avión militar con destino a La Haya.

Publicidad

Thaçi, de 52 años, siempre defendió su inocencia y acusa a la justicia internacional de «reescribir la historia«.

Mira además: Trump anuncia que «ganó fácilmente» a menos que le «roben» la elección

La mayoría de los habitantes de Kosovo, que proclamó su independencia en 2008 aunque Serbia no la reconoció, consideran este conflicto como una «guerra justa» contra el opresor serbio.

«No son momentos fáciles para mí ni mi familia, tampoco para aquellos que me apoyaron y creyeron en mí durante estas tres últimas décadas de lucha por la libertad, la independencia y la construcción de una nación«, reconoció el exlíder de la guerrilla kosovar.