30 oficiales de la Armada de Estados Unidos están vinculados a uno de los escándalos más grandes en la historia de esta fuerza militar. Al parecer, los militares habrían aceptado prostitutas, licor y dinero a cambio de contratos e información secreta.

The Washington Post reveló esta trama de corrupción que salpica principalmente al USS Blue Ridge, el buque insignia de la VII Flora estadounidense que controla las operaciones en Asia y el pacífico oriental.

El hombre en el centro de la polémica es Leonard Glenn Francis, un contratista de 53 años conocido como “El Gordo Glenn”, quien logró crear un pequeño imperio empresarial a expensas de una de las fuerzas más respetadas de Estados Unidos.

Entre el 2006 y el 2013, Glen recibió información secreta de alto nivel y contratos militares. A cambio brindaba a sus amigos bacanales que incluían orgías con prostitutas asiáticas, cenas de miles de dólares en suites de hoteles de lujo, sobornos en efectivo que superaban los 100.000 dólares, trago, regalos, entre otras dádivas.

Solo para los oficiales de Blue Ridge, la Fiscalía ha descubierto que organizó 45 orgías y gastó más de un millón de dólares en comidas, licores, entradas a conciertos y trajes a medida.

30 oficiales y marinos de la Armada de los Estados Unidos han sido acusados y 60 almirantes investigados, 2 de los cuales están imputados y 6 sancionados.