El gobierno británico insistió este jueves en que la anunciada reducción de los suministros de vacunas anticovid en abril no frenará su masiva campaña de vacunación, así como tampoco el aliviamiento progresivo del confinamiento impuesto desde principios de año.

“Creemos que va a haber algunos problemas de suministro en las próximas semanas, pero no hay razón para preocuparse”, afirmó el ministro de Gobiernos Locales, Robert Jenrick, al canal privado Sky News.

La campaña de vacunación sigue en pie, en donde se espera vacunar a la población mayor de 50 años a mediados de abril y a todos los adultos a finales de julio.

De acuerdo a una carta filtrada el miércoles a los medios, el servicio de salud pública de Inglaterra advirtió a los centros de vacunación de una “reducción significativa” de los suministros semanales a partir del 29 de marzo y durante un mes, sin detallar las causas ni los fabricantes implicados.

Publicidad

El Ministro de Sanidad Matt Hancock mencionó que esta reducción es un “retraso de la llegada prevista” de las vacunas producidas en India, además señaló que con base al retraso de 1.7 millones de vacunas de la semana pasada, fue por necesidad de someterlas a pruebas de seguridad adicional”.

Por otro lado, la prensa británica expuso que el retraso en la entrega fue por causa de Serum Institute a lo que el instituto respondió que “hace unas semanas se entregaron cinco millones de dosis al Reino Unido y trataremos de suministrar más más adelante, en función de la situación actual y de las necesidades del programa de inmunización del gobierno en India”.

Por su parte, las vacunas de Pfizer avanzan según lo previsto “estamos en vías de seguir suministrando vacunas al Reino Unido, de abril a junio, de acuerdo con nuestros compromisos contractuales“, precisó.

El Reino Unido registra más de 4 millones de contagiados y más de 126.000 muertos, siendo el país más afectado por causa de la pandemia, a pesar de ello, el país ha suministrado una primera dosis a 25.2 millones de personas, utilizando las vacunas de AstraZeneca/Oxford y de Pfizer/BioNTech.

El pasado 8 de marzo los alumnos volvieron a las aulas, iniciando un muy progresivo aliviamiento de las restricciones que no debe completarse hasta finales de junio.