El profesor de una escuela de secundaria en el norte de Inglaterra que mostró a sus alumnos una imagen del profeta Mahoma fue suspendido temporalmente de su empleo después de que decenas de personas hayan protestado este jueves a las puertas del centro educativo.

El director del colegio Batley Grammar School, Gary Kibble declaró a los medios que el uso de ese dibujo el pasado lunes durante una clase sobre religión fue ‘’completamente inapropiado’’ y subrayó que el profesor ha quedado apartado de las aulas mientras se investiga lo sucedido.

Publicidad

‘’Es importante que los niños aprendan sobre la fe y las creencias, pero esto debe hacerse de una forma razonable’’, agregó Kibble.

El docente aseguró que revisará junto a las ‘’comunidades representadas’’ en el centro educativo la asignatura que se estaba impartiendo.

Un portavoz del Ministerio de Educación tachó de ‘’inaceptable’’ que se hayan ‘’lanzado amenazas’’ durante las protestas, que además se han saltado las restricciones contra el coronavirus.

‘’Los colegios tienen libertad para incluir un amplio abanico de asuntos, ideas y materiales en su currículum, incluido en el caso de que sean desafiantes o controvertidas, siempre que cumplan su obligación de asegurar un equilibrio político’’, aseguró a los medios ese portavoz.

Al mismo tiempo afirmó que se debe equilibrar esto con la necesidad de promover el respeto y la tolerancia ‘’entre personas de diferentes credos y creencias, lo que incluye la decisión de qué materiales utilizar en el aula’’.

El Consejo Musulmán del Reino Unido (MCB) consideró que es ‘’correcto admitir que el uso de ese tipo de materiales (dado que se entiende universalmente que son altamente ofensivos para los musulmanes) es inapropiado’’.

El pasado octubre, el profesor Samuel Paty fue decapitado en Francia tras haber mostrado imágenes de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión.

El asesinato movilizó al Gobierno de Francia en defensa del profesor y llevó al presidente galo, Emmanuel Macron, a asegurar que el país ‘’no renunciará a las caricaturas’’.

En enero de 2015, dos terroristas asesinaron a 12 personas en la redacción de la revista satírica francesa ‘’Charlie Hebdo’’, que años antes había publicado diversas viñetas con la imagen del profeta.