España no prevé poner en marcha un pasaporte covid que permita el acceso a determinados eventos y establecimientos hasta que se haya logrado la inmunidad de grupo contra el coronavirus, un objetivo que el Ejecutivo del socialista Pedro Sánchez espera haber conseguido a finales de agosto.

La portavoz del Gobierno español, Isabel Rodríguez, rechazó la aprobación del uso de este pasaporte en una rueda de prensa con motivo de la reunión de presidentes regionales celebrada hoy en la ciudad de Salamanca.

Algunos de los presidentes regionales españoles solicitaron en ese encuentro el uso de esta medida, pero Rodríguez señaló que la prioridad en la actualidad es la vacunación, y por eso resaltó la compra extraordinaria de 3,4 millones de dosis de la compañía Pfizer para agosto.

 

Te puede interesar: El 85% de los hospitalizados por COVID-19 en Francia no están vacunados

 

 

Con esa cantidad de vacunas, el Ejecutivo de Sánchez pretenden alcanzar este mes el 70% de inmunizados en España, es decir, la inmunidad de grupo.

A juicio de la portavoz del Gobierno español, no se puede estigmatizar a las personas que aún no han recibido la pauta completa de la vacuna no porque no hayan querido recibirlas, sino porque todavía no han tenido oportunidad de acceder a ellas.

 

Mira también: Trágico desenlace: hallan en baúl de juguetes, cuerpo de un niño reportado como desaparecido

 

 

Si imponemos un certificado covid estaríamos estigmatizando a una parte de la población“, insistió Rodríguez, quien recordó que en esa situación se encontrarían los jóvenes.

Sin embargo, precisó que el Ejecutivo no descarta que el pasaporte covid se ponga en marcha más adelante, cuando se haya cumplido el compromiso de vacunación.