España reportó este jueves 440 decesos por coronavirus en las últimas 24 horas, tercer día de repunte de ese dato, y superó la barrera de los 22.000 muertos en total, según el balance del Ministerio de Sanidad.

Desde el domingo, la cifra de decesos se ha mantenido por debajo del umbral de los 500 muertos.

Los casos confirmados se incrementaron elevando el total a 213.024. Las personas que se curaron de la enfermedad rozan las 90.000 y los fallecidos ascienden a 22.157.

Pese a los altibajos en los balances diarios, los expertos sanitarios afirman que se mantiene una «tendencia descendente» de los contagios y en todo caso que el pico de la epidemia se superó a principios de abril, cuando se registraron 950 muertes diarias.

«Estamos consiguiendo los objetivos de desaceleración y ralentización para esta semana, pero seguimos en una fase dura de la epidemia y por tanto seguimos en confinamiento», estimó el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Los 47 millones de habitantes se encuentran en confinamiento desde el 14 de marzo, y fue prorrogado el miércoles por el Congreso de los Diputados hasta el 9 de mayo.

No obstante, en España, a partir del domingo se permitirá a los niños salir a tomar el aire.

Los niños «podrán salir a dar paseos y jugar en la calle una vez al día, durante una hora y en el entorno de un kilómetro de su domicilio», detalló el vicepresidente de Derechos Sociales, Pablo Iglesias.