España alcanzó este lunes los 13.055 muertos por coronavirus, tras registrar 637 nuevos fallecimientos en las últimas 24 horas, la cifra más baja desde el 24 de marzo, mientras que también baja el ritmo de nuevos contagios.

Los nuevos casos totalizan 135.032, con un incremento diario del 3,2 por ciento, el ritmo de crecimiento más bajo desde el inicio de la extensión de la pandemia en España, según los datos divulgados hoy por el Ministerio de Sanidad.

También baja el ritmo de ingresos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), donde hay actualmente 6.931 pacientes, lo que supone un mínimo incremento del 1 por ciento respecto a hace 24 horas.

Esto se produce justo cuando se cumple una semana desde que se paralizó la actividad económica no esencial, una medida tomada por el Gobierno para reducir la movilidad, con el objetivo de disminuir los contagios y la presión sobre las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Este ritmo menor de ingresos en UCI supone un alivio para estas unidades, que en los últimos días han estado rozando el máximo de su capacidad, sobre todo en las regiones más afectadas: Madrid y Cataluña,

Con los datos de este lunes, se observa «que la tasa de crecimiento de la pandemia está disminuyendo en todas las comunidades autónomas (regiones)», afirmó hoy una portavoz del Ministerio de Sanidad, doctora María José Sierra, en la rueda de prensa diaria que ofrecen las autoridades sobre la pandemia.