España añadió seis Estados iberoamericanos más a su lista de países a los que exige una prueba negativa de COVID-19 para poder entrar a su territorio, con lo que suma ya catorce en toda la región a partir del 1 de febrero.

Hasta el 30 de enero se exigía esa prueba a los pasajeros procedentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá y Uruguay, pero desde el próximo lunes se unen a la lista Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Perú y República Dominicana.

También tienen que cumplir con este requisito las personas procedentes de Puerto Rico, según el listado publicado en el Ministerio de Sanidad.

España exige desde el pasado 23 de noviembre una PCR negativa a los pasajeros que entren por vía aérea o marítima procedentes de países de riesgo por coronavirus, una prueba que tiene que ser practicada 72 horas antes de la llegada.

Publicidad

Los criterios para estar incluidos en esa relación son: países que tengan una incidencia acumulada superior a 150 casos por cada 100.00 habitantes en 14 días, que haya reciprocidad de pruebas diagnósticas y otras consideraciones epidemiológicas.

Esas condiciones son para países terceros, es decir, no incluidos en la Unión Europea o en el Espacio Económico Europeo, ya que para éstos los criterios los establece la UE.

El listado de países o zonas de riesgo se revisa cada quince días y la actualización de las revisiones se hace efectiva a los siete días de su publicación en el Ministerio de Sanidad.

Lo anterior para que compañías de transporte, agencias de viaje y operadores turísticos puedan hacer los ajustes necesarios.

América es la región del mundo donde hay más casos confirmados de COVID-19, 44.471.901, según la OMS, que registra un total de 100.200.107 casos en todo el mundo.