La publicidad en España tendrá que ser mixta y desde mañana no se podrán ver en televisión anuncios de nueva producción de muñecas en brazos solo de niñas o a estas jugando a las “cocinitas”, según el código deontológico sobre la publicidad no sexista de juguetes que entrará en vigor el 1 de diciembre.

Así se evitará la publicidad de juguetes que reproduzcan roles, con especial atención a la franja de edad de cero a siete años, por su mayor vulnerabilidad, según el nuevo código de autorregulación firmado el pasado mes abril entre el Ministerio de Consumo, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) y Autocontrol para los anuncios de nueva producción dirigidos a menores de 15 años.

Cuando se acerca la Navidad, la principal época para el consumo de juguetes por la “llegada” de Papá Noel o los Reyes Magos, en todas las cadenas de televisión se disparan los anuncios de juguetes para tratar de persuadir a los más pequeños a la hora de hacer sus peticiones.

Le puede interesar: Cuerpo de un observador de la Misión de la ONU en Colombia fue hallado en el río Tune, departamento de Huila

El nuevo código sobre la publicidad, con 64 medidas, es un acuerdo entre el Gobierno y el sector publicitario y juguetero para fomentar una imagen de los menores “plural, igualitaria y libre de estereotipos”.

Los anuncios de nueva producción tendrán que evitar sesgos y roles de género como por ejemplo de cuidado, trabajo doméstico o belleza con las niñas, y de acción, actividad física o tecnología con los niños.

Los juguetes, por tanto, no se presentarán con la indicación expresa o tácita de que son para uno u otro sexo ni se harán asociaciones de colores (como el rosa para las niñas y el azul para los niños).

Los anuncios tratarán también de utilizar el lenguaje inclusivo y presentar modelos positivos a seguir para estimular un consumo saludable, responsable y sostenible.

Le recomendamos leer: Cerebro del caso de Centros Poblados negocia una condena de 4 años de cárcel: queda en detención domiciliaria

Las comunicaciones comerciales deberán describir el producto de forma comprensible y clara para los menores y presentarán las aptitudes que los productos son capaces de fomentar en los más pequeños, claves para su crecimiento como la creatividad, el desarrollo físico e intelectual, la sociabilidad o la empatía.

Los anuncios audiovisuales deberán incorporar, además, una serie de pictogramas que aclaren gráficamente cuestiones relativas al montaje, precio o necesidades técnicas.