Los decesos diarios por el coronavirus en España volvieron a aumentar este martes tras el ligero descenso de la víspera, con 849 fallecidos en 24 horas, un récord desde el comienzo del brote, según los datos del ministerio de Sanidad.

El total de víctimas mortales se eleva ya a 8.189 y el número de casos diagnosticados supera los 94.400, con 9.222 contagios detectados en las últimas 24 horas, lo que también supone la cifra diaria más alta desde el inicio de esta crisis.

España es el segundo país por detrás de Italia con más fallecidos por esta enfermedad que llevó al gobierno a confinar a sus casi 47 millones de habitantes desde el 14 de marzo y a ordenar el domingo la paralización durante dos semanas de todas las actividades económicas «no esenciales».

En términos porcentuales, que las autoridades españolas fijan como indicadores de la evolución de la epidemia, el crecimiento de la mortalidad mantiene su paulatina desaceleración pasando del +12,4 al +11,6% diario, pero el de contagios repunta por primera vez en seis días del +8,1 al +10,8%.