Con motivo del Día de la Independencia de Estados Unidos, que se celebra el 4 de julio, la Administración de Seguridad del Transporte de ese país calcula que a partir de este jueves y hasta el próximo 9 de julio, se movilizarán por vía aérea al menos 28 millones de personas. 

La entidad estima que las cifras alcancen récords históricos. Normalmente detecta alrededor de 2,2 millones de pasajeros al día, pero prevé que este viernes el número aumente a 2,6 millones. 

Una de las razones es que el 4 de julio es un miércoles, lo que aumenta la posibilidad de que los viajeros alarguen el fin de semana, ya sea antes, o después del Día de la Independencia. 

La Asociación Automovilística Estadounidense prevé que casi 47 millones de personas se desplacen por vía terrestre y recorran más de 80 kilómetros durante las celebraciones, un 5 % más que el año pasado.

Las aerolíneas también pronosticaron un número récord de viajeros durante todo el verano, con 246 millones de personas que volarán desde el 1 de junio hasta el 31 de agosto.