Una historia de no creer se registró en Reino Unido. Jess, de 24 años, luego de regresar a su casa tras dar a luz a su hijo se enteró que su novio, de 29 años y su propia madre, Georgina, eran amantes y se habían fugado juntos.

Según lo dio a conocer el medio The Sun, cuando la joven pidió explicaciones a la nueva pareja, su mamá, de 44 años, le respondió: “No podemos evitar de quién nos enamoramos”.

Jess indicó que “es la máxima traición. Esperas que una nueva abuela se enamore del bebé, no del padre”.

“Nos fuimos a vivir con mi mamá y mi papá después de que mamá dijo que ayudaría con el cuidado de los niños. Ella prometió que sería más fácil con el nuevo bebé, pero en realidad fue muy, muy difícil”, contó.

De igual manera, la joven explicó que “tuve la sensación de que algo estaba pasando durante meses, pero nunca quise creerlo. Pero siempre sospeché que pasaba algo”.

Luego de ser dada de alta, esta joven descubrió que su madre y novio se habían mudado de la casa.

“Finalmente me admitieron que estaban juntos unos días después de que saliera del hospital”, contó Jess hace pocos días.

A su vez los amantes anunciaron vía Facebook que mantienen una relación lo que desconcertó a muchos familiares y amigos de la expareja.