Estados Unidos anunció estar dispuesto a dialogar con Corea del Norte, siempre y cuando sea “bajo las condiciones adecuadas”, así lo confirmó el presidente Donald Trump, luego de que el país asiático dejara la “puerta abierta” para conversar.

“Ellos quieren hablar, y nosotros también queremos hablar, pero solo bajo las condiciones adecuadas. De lo contrario, no hablaremos”, sostuvo el magnate norteamericano durante una reunión en la Casa Blanca.

Veremos lo que ocurre, esa es mi actitud

agregó.

Trump recordó que otros presidentes, como Bill Clinton, han tratado de solucionar el problema sin conseguir nada.

Asimismo, el Gobierno norteamericano confía en que la oferta de diálogo de Pyongyang represente un “primer paso en el camino hacia la desnuclearización”.