La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, el ente que regula la comercialización de fármacos, autorizó este martes el primer test casero de COVID-19 de venta sin receta.

«Al autorizar una prueba para su uso sin receta, la FDA permite que se venda en lugares como farmacias, donde un paciente puede comprarla, obtener una muestra nasal, ejecutar la prueba y conocer los resultados en tan solo 20 minutos», dijo el regulador jefe, Stephen Hahn.

La prueba es de la farmacéutica australiana Ellume y detecta fragmentos de proteína del coronavirus SARS-CoV-2. Esto, en cualquier individuo a partir de los dos años de edad.

Los usuarios que utilicen el test de Ellume deberán descargarse una aplicación para el celular que les ayudará a interpretar los resultados y los compartirá con las autoridades sanitarias.

Ellume espera producir unos tres millones de test en enero del año entrante.

Publicidad

Al ser un test de antígenos un porcentaje pequeño de los resultados pueden ser falsos positivos o negativos.

Sin embargo, Hahn destacó que «el hecho de que se pueda usar por completo en casa y que los resultados se obtengan rápidamente significa que su papel puede ser importante en la respuesta a la pandemia».

Estados Unidos atraviesa el peor momento de la pandemia con más de 200.000 nuevas infecciones diarias y unos 3.000 muertos cada 24 horas.

Los datos más recientes de la Universidad Johns Hopkins indican 303.292 fallecidos desde que comenzó la pandemia y 16.681.178 contagios.