Estados Unidos tiene ya más de 100.000 casos confirmados del nuevo coronavirus, según  el conteo de referencia de la Universidad Johns Hopkins a las 21H45 GMT del viernes.

El mayor foco está en Nueva York, donde se registran casi la mitad de los casos, lo que ha llevado al desborde del sistema hospitalario.

Estados Unidos tiene unos 15.000 casos confirmados más que el segundo país de la lista, Italia, y 20.000 más que China, donde el letal virus se identificó originalmente pero los contagios están ahora en declive.