El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, impuso sanciones contra 33 personas por su relación con los sectores de inteligencia del Gobierno ruso. Entre los sancionados hay individuos acusados de haber colaborado con Rusia para interferir en las elecciones estadounidenses de 2016.

Los sancionados serán asilados económicamente, pues quienes tengan intercambios financieros con ellos también serán penalizados por Estados Unidos.

Asimismo, Pompeo anunció sanciones contra la empresa china Equipment Development Department y su director, por haber comprado armamento a la mayor exportadora de armas rusa.

La compañía tendrá prohibido hacer transacciones financieras en Estados Unidos, no podrá exportar a dicho territorio y sus propiedades serán embargadas. La decisión fue tomada bajo la Ley CAATSA, aprobada el año pasado para imponer sanciones a Rusia.