Europa atraviesa el “momento más peligroso” para su seguridad desde el final de la Guerra Fría, aunque sigue siendo “posible” una “solución diplomática” con Rusia sobre Ucrania, declaró este lunes en Washington el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Cuando se le preguntó por las advertencias de Estados Unidos sobre una posible invasión rusa de Ucrania, Borrell dijo que “compartía una gran preocupación” por esta amenaza.

“Sin duda estamos viviendo, en mi opinión, el momento más peligroso para la seguridad en Europa tras el final de la Guerra Fría”, afirmó.

Lo más visto: Madre de Miss USA 2019 reveló que su hija ocultó una depresión de alta funcionalidad

“Nadie concentra 140.000 soldados fuertemente armados en la frontera de un país” sin que esto “represente una fuerte amenaza”, destacó, y calculó que hay más efectivos rusos a las puertas de Ucrania que los 110.000 mencionados en los últimos días por funcionarios estadounidenses.

“¡140.000 soldados apostados en la frontera, no están para tomar el té!”, exclamó Borrell.

Junto a él, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, negó que haya “alarmismo” en las advertencias de Washington.

“No es alarmismo, son solo los hechos”, indicó en rueda de prensa conjunta.

Vea también: Li Wenliang, el médico que ‘descubrió el COVID y al que trataron de silenciar’

EE.UU. y las potencias europeas acusan al presidente Vladimir Putin, de planear una posible invasión de Ucrania y amenazan con sanciones económicas si lo hace.

“No creemos que Putin haya tomado una decisión, pero ha puesto los medios, por si decide hacerlo, para actuar muy rápidamente contra Ucrania de una manera que tendría terribles consecuencias para Ucrania, Rusia y para todos nosotros”, insistió el jefe de la diplomacia estadounidense.

Ambos aseguraron, sin embargo, que todavía no se ha agotado la vía diplomática.

“Creemos que aún es posible una salida diplomática a esta crisis”, resumió Borrell. “Esperamos lo mejor, pero nos preparamos para lo peor”.