Una nueva alerta surgió este martes en el área cercana al Volcán de Fuego en Guatemala, pues las autoridades del país centroamericano avisaron a cuerpos de rescate, personas que colaboran, periodistas y organismos oficiales para que se retiren del lugar y evacúen.

Esta alarma se genera por el descenso de un lahar (sedimento y agua) y flujo piroclástico en el mismo conducto por donde bajó el material incandescente el pasado domingo.

«Se realizan evacuaciones de las comunidades aledañas en estos momentos, la actividad del Volcán de Fuego tiende a aumentar», explicó el portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, David De León.

Cabe recordar que según el director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Eddy Sánchez, la actividad «no es una erupción, sino un descenso de un lahar, ya que el volcán no tiene la energía suficiente para una nueva erupción».

No se reportan víctimas mortales tras esta evacuación.

La cifra de muertos ya supera los 70 desde el inicio de la tragedia el pasado domingo y el número de afectados los 1,7 millones de guatemaltecos.