El colombiano Pablo de Greiff, el noruego Erik Mose y Jasminka Dzumhur, de Bosnia-Herzegovina, fueron nombrados hoy miembros de la Comisión de Investigación para Ucrania, aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para investigar posibles violaciones de derechos humanos durante la invasión rusa.

Los nombres de los miembros independientes de la comisión tripartita fueron anunciados hoy por el embajador argentino ante la ONU en Ginebra, Federico Villegas, presidente de turno del Consejo de Derechos Humanos que celebra este mes su 49ª sesión.

Vea también: Video: así fue el angustioso aterrizaje de emergencia de un avión en el aeropuerto de Rionegro

La comisión fue aprobada el 4 de marzo, en la primera semana de la actual sesión del Consejo, con 32 votos a favor, 13 abstenciones (entre ellas las de China, Cuba y Venezuela) y sólo dos en contra (la propia Rusia y Eritrea).

Mose, antiguo juez del Tribunal Supremo de Noruega, del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y expresidente del Tribunal Penal Internacional para Ruanda será quien presida la comisión

De Greiff fue entre 2012 y 2018 relator de la ONU para la promoción para la verdad, justicia, reparación y no repetición, y entre 2001 y 2014 fue director de investigación en el Centro Internacional para la Justicia Transicional.

Podría leer: Reparos de los médicos al Fracking

Dzumhur fue la primera mujer en formar parte del Grupo de Trabajo de la ONU para las Desapariciones Forzadas, entre 2010 y 2015, de 2016 a 2019 trabajó en el Comité de Protección de los Derechos de los Migrantes de Naciones Unidas y actualmente ostenta la Defensoría del Pueblo de su país.

La comisión tiene por mandato, según la resolución aprobada el 4 de marzo, “investigar todas las denuncias de violaciones y abusos de derechos humanos en el contexto de la agresión contra Ucrania por parte de la Federación de Rusia”, que podrían constituir crímenes de guerra o contra la humanidad.

Deben asimismo “identificar en la medida de lo posible qué individuos o entidades han sido responsables de violaciones de abusos a los derechos humanos” en Ucrania, con el fin de garantizar que rindan cuentas.