La posible vacuna contra la COVID-19 en la que trabajan científicos de la Universidad inglesa de Oxford será probada en Brasil por el nivel de infección en ese país, informó este viernes The Times.

Expertos del Instituto Jenner de esa universidad empezaron a desarrollar la vacuna el pasado mes de enero en chimpancés, y actualmente están trabajando en las fases clínicas.

Ante la disminución de los casos de coronavirus en el Reino Unido, los científicos necesitan un lugar con más alta infección del virus para demostrar si es o no efectiva.

Soriot adelantó que se podrá saber el próximo agosto si la vacuna en la que trabaja Oxford es eficaz.

«Pero, una vez más, quiero recordar a todo el mundo que dependemos de algo que no podemos controlar, que es el nivel de infección», agregó el directivo.

La Universidad de Oxford lleva a cabo pruebas clínicas en las que participan 10.000 voluntarios del Reino Unido.

El consejero delegado de la farmacéutica AstraZeneca, Pascal Soriot dijo que confía en poder suministrar 100 millones de dosis de la vacuna -si da los resultados esperados- en septiembre u octubre.

El Reino Unido comunicó el jueves 176 nuevas muertes por COVID-19, hasta un total de 39.904 desde que comenzó la pandemia.