La oficina de meteorología de emitió una alerta por una posible explosión de nieve que podría cubrir varios pueblos con una capa de hasta 20 centímetros de hielo.

Además, advierten que dicho fenómeno climático podría durar hasta 40 horas y podría cubrir parte de Inglaterra y Escocia.

Según la oficina de meteorología de Gran Bretaña, se esperan interrupciones en los viajes en aviones y trenes, sumado a los cortes de energía.

Se espera también el bloqueo de carreteras a causa de la nieve y que varias comunidades queden totalmente aisladas.

Hay aire frío del norte que empuja hacia el lado este del Reino Unido y aire cálido que entra desde el oeste”, dijo el jefe de la Oficina de Meteorología Paul Gundersen a medios locales.

La última vez que Reino Unido experimentó una nevada tan fuerte fue durante la ‘Bestia del Este’ en 2018.

Gundersen detalló que el fenómeno se produce producto del choque de “estas dos masas de aire”, lo que genera “fuertes nevadas”.

La alerta amarilla se mantendrá durante todo el miércoles y parte del jueves.