Pilar Mazzetti, exministra de Salud peruana, recibió en secreto vacunas de «cortesía» de Sinopharm mientras se evaluaba su idoneidad, una revelación que agrava aún más el ya dramático caso del «vacunagate» en el país.

Así lo anunció de forma solemne e indignada el presidente Francisco Sagasti, quien indicó que tanto Mazzetti, quien dimitió el viernes pasado, como la excanciller Elizabeth Astete, quien también renunció este sábado, figuran en la lista de las 487 personas que fueron inoculadas con la solución del laboratorio chino, en secreto.

En un mensaje televisado, Sagasti lamentó «profundamente» que dos de sus ya exministras estuvieran en la lista de 487 personas inmunizadas que entregó la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Ambas «faltaron a su deber de servidoras públicas» y al sentido de lealtad hacia su figura y la de la primera ministra Violeta Bermúdez, pues nunca informaron de esta situación.

Sagasti indicó que ese listado de personas ha sido enviado a la Contraloría General de la República, a las comisiones investigadoras en el Ejecutivo y Congreso, así como a la Fiscalía para que de acuerdo a sus competencias inicien las pesquisas que corresponden.

Publicidad

Secreto revelado

Cuántos funcionarios peruanos se vacunaron en secreto contra el COVID-19 antes de que la ciudadanía pudiera hacerlo, y quiénes fueron, han sido las preguntas que la revelación de este listado ha resuelto y que tenían a Perú indignado y en vilo.

A lo largo de la jornada se sucedieron las declaraciones de funcionarios, políticos, jerarcas del Estado e incluso la mesa directiva del Congreso rechazando haber sido receptores de la vacuna de Sinopharm.

Hermano de Vizcarra también se vacunó

Vizcarra publicó un vídeo en sus redes sociales en el que se defendió de las acusaciones de haber recibido directamente las dosis de Sinopharm.

Además, reiteró su versión de que fue uno de los voluntarios en los ensayos en el país, algo que ha negado la Universidad Peruana Cayetano Heredia a cargo de ese proceso.

«Le comenté a mi esposa y a mi hermano mayor mi intención de participar de esa fase experimental; ellos decidieron también formar parte de este proceso, así fue que el 2 de octubre recibí la primera dosis», detalló Vizcarra.

El exmandatario pidió disculpas por no haber informado al país sobre este hecho.