El expolicía Derek Chauvin fue condenado este viernes a 22 años y medio de cárcel por el asesinato del afroestadounidense George Floyd, un homicidio que provocó las mayores manifestaciones por la justicia racial en Estados Unidos en décadas.

“La sentencia no se basa en la emoción o la simpatía”, dijo el juez Peter Cahill al dictar la pena en un tribunal de Minneapolis después que los fiscales pidieran una condena de 30 años.

Añadió en un breve discurso que tampoco se basaba “en la opinión pública”, sino en la ley y en los hechos específicos del caso.

 

Le puede interesar: Expolicía culpado del asesinato de Floyd ofrece condolencias a su familia

 

Por otra parte, el expolicía Derek Chauvin dio este viernes sus condolencias a la familia del afroamericano George Floyd, por cuyo asesinato fue hallado culpable por un jurado en abril pasado.

 

“Habrá información en el futuro que podría ser de interés y espero que les dé, de alguna manera, paz mental”, dijo Chauvin, dirigiéndose a la familia de Floyd, en la sesión final de su juicio en un juzgado de Mineápolis.

Estas son las primeras palabras que se escuchan de Chauvin en el juzgado después que se negara a declarar durante el juicio que duró seis semanas entre marzo y abril pasado.