El expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram, destituido en 1997, fue detenido en el marco de investigaciones de presuntos casos de corrupción en hospitales durante la pandemia de coronavirus, informó el miércoles la Fiscalía.

«El expresidente Abdalá B. fue detenido al encontrarse en su poder un arma de fuego, sin que presente justificativo de posesión», señaló la entidad acusadora en su cuenta en Twitter.

Agregó que Bucaram fue arrestado tras un allanamiento realizado en su domicilio en Guayaquil. Se lo considera sospechoso de presunto peculado en contrato por insumos médicos al Hospital del Seguro.

A los seis meses de haber asumido la presidencia, Bucaram fue destituido en febrero de 1997 por el Parlamento, que declaró su incapacidad mental sin comprobación médica en medio de fuertes protestas sociales contra su gobierno.

Bucaram, de línea populista y quien vive en el puerto de Guayaquil (suroeste), pasó dos décadas exiliado en Panamá.

La Fiscalía indaga varios casos de supuesta corrupción en el sistema hospitalario durante la pandemia, que golpea a Ecuador con 40.400 casos, incluidos 3.438 muertos (un promedio de 20 por cada 100.000 personas).

La nación, con 17,5 millones de habitantes, es la cuarta de Latinoamérica con más víctimas fatales, detrás de Brasil, México y Perú, según un conteo de la AFP. El gobierno también reporta 2.201 muertos probables por la covid-19.

La Fiscalía indicó que una fuerza de tarea, integrada también por la Policía, «ejecuta órdenes de allanamiento y detenciones simultáneas en Quito y Guayaquil, relacionadas con varios casos de corrupción en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19».

Añadió que por el presunto tráfico de influencias en adquisición de insumos médicos como pruebas de diagnóstico y mascarillas también allanó el domicilio de Carlos Luis Morales, prefecto (gobernador) de la provincia del Guayas, cuya capital es Guayaquil.

Guayas es el foco de la pandemia en Ecuador, actualmente con más de 14.000 casos. En lo peor de la crisis, en abril, en Guayaquil colapsaron los sistemas hospitalario y funerario.

La ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo, dijo al canal Ecuavisa que dentro de las mismas investigaciones las autoridades realizaron en las últimas horas 23 allanamientos y 14 detenciones en Guayaquil y Quito.

Señaló que previamente se detuvo a dos israelitas con documentos falsos para «hacerse pasar en el país (…) como miembros de la DEA» y que tenían en su poder 300.000 dólares.