La Fiscalía de Argentina acusó al expresidente Mauricio Macri de presuntas maniobras de espionaje contra empresarios, funcionarios, artistas y dirigentes opositores durante su gobierno 2015-2019.

La denuncia fue presentada de manera digital por la interventora en la Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño.

En el documento se señala que fueron “espiados correos electrónicos de casi 100 personas sin que mediara mediara ninguna orden judicial” por el gobierno de Mauricio Macri.

Entre los supuestos afectados figura el popular animador de televisión Marcelo Tinelli, quien esta semana se refirió al gobierno de Macri así:

«Te escuchaban los teléfonos, te leían los mails, te apretaban con la AFIP”.

La imputación está a cargo del fiscal federal Jorge Di Lello, quien también imputó por los presuntos delitos al exjefe de inteligencia macrista Gustavo Arribas y otros exagentes del servicio secreto.

Entre las personas que habrían sido espiadas hay embajadores, periodistas de la televisión, líderes de sindicatos, hombres de negocios y legisladores.

Además, gobernadores de la oposición y el oficialismo, e incluso funcionarios cercanos a Macri, como la jefa de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso.