La ciudad de Minéapolis aprobó un acuerdo civil por 27 millones de dólares con la familia del afroamericano George Floyd, cuya muerte en mayo del año pasado cuando era detenido por la policía desató una ola de protestas raciales que sacudió a Estados Unidos.

La indemnización fue aprobada por unanimidad por el ayuntamiento de Minéapolis, tras una demanda civil presentada contra la ciudad y cuatro agentes de policía a raíz de ese hecho.

Ninguna cantidad de dinero puede compensar el intenso dolor o el trauma causado por esta muerte a la familia de George Floyd o a la gente de nuestra ciudad“, afirmó la presidenta del concejo, Lisa Bender.

 

 

 

Floyd falleció el 25 de mayo de 2020 luego de ser detenido bajo sospecha de haber intentado usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado.

El ahora expolicía Derek Chauvin fue filmado por cámaras de seguridad y móviles de transeúntes mientras presionaba con su rodilla en el suelo durante 8 minutos y 46 segundos el cuello de Floyd, quien se quejó de que no podía respirar y falleció asfixiado.

Publicidad

El juez Peter Cahill imputó a Chauvin con un nuevo cargo, el de asesinato en tercer grado, por la muerte de Floyd.

 

 

 

Cahill, juez de distrito del condado de Hennepin, tomó esta decisión después de que el Tribunal Supremo estatal de Minesota optara esta semana por no aceptar una apelación de la defensa de Chauvin frente a este nuevo cargo.

Chauvin afronta ahora los cargos de asesinato en segundo y tercer grado, y de homicidio en segundo grado.

De ser condenado por asesinato en segundo grado, el expolicía podría afrontar una pena de entre 11 y 15 años de prisión, aunque la máxima es de hasta 40 años.

 

 

 

Se espera que el juicio contra Chauvin comience el próximo 29 de marzo con la apertura de los argumentos orales de la defensa y la acusación. 

Junto a Chauvin hay otros tres exagentes de policía (Thomas Lane, J. Alexander Kueng y Tou Thao) acusados de complicidad en asesinato y homicidio en segundo grado, y cuyo juicio se espera que comience en junio.

Los cuatro exagentes están en libertad bajo fianza.