Una familia hondureña cruzó la frontera para trabajar en la industria de construcción en Texas (Estados Unidos), sin embargo, durante su travesía ocurrió un accidente en el cual, dos de los integrantes de la familia perdieron dos dedos y parte de un brazo.

Óscar Chávez Hernández, su esposa Yosselin Hernández Chávez y sus dos hijas, una de un año de edad, salieron de Honduras el 10 de septiembre a San Antonio, Texas. La familia había ahorrado 50.000 pesos mexicanos (más de nueve millones de pesos) para costear su viaje y poder llegar a dicho Estado a trabajar en la industria de construcción debido a la falta de oportunidades en su país.

 

Lea también: La pandemia terminará “cuando todo el mundo lo decida”, insiste jefe de la OMS

 

Sin embargo, el ‘sueño americano’ de una mejor vida se convirtió en pesadilla con un accidente que ocasionó que Óscar Chávez perdiera parte de su brazo.

“Le doy la niña (de un año) a mi esposa mientras nos acomodamos todos arriba; en eso, el tren se está acoplando y le agarró el pie a mi esposa, pero la niña se le soltó porque la tenía agarrada de sus brazos”, relató Óscar a Univisión.

 

Le puede interesar: “Partidos de la Selección Colombia en Barranquilla incrementaron los casos de COVID-19”: MinSalud

 

El tren “agarró el tobillo” de Yosselin. “Yo apreté a la niña para que no se me fuera a caer, pero en eso ella me soltó el brazo y ahí se me cayó y le grité a Óscar: ‘La niña'”, dijo la mujer.

La menor de un año de edad cayó en medio de la vía del tren. No obstante, una vez Yosselin alertó a Óscar, él se lanzó a buscar a la niña. “La hallé entre el debate de la vida y la muerte”, sostuvo Óscar.

 

Lea más: Imputan cargos fiscales a exdirector de Coldeportes y exalcalde de Ibagué por inconclusos escenarios

 

“Entonces hice todo lo que haría un padre, metí mis manos para sacar a mi hija. Ya la tenía afuera y en lo que estaba sacándola, no pude esquivar el tren y me llevó la mano y mi bebé perdió dos dedos y uno le quedó fracturado”, agregó.

La familia llegó a Estados Unidos por un mejor futuro y además, por la necesidad de someter a una de sus hijas a una cirugía.

“Vine por el bienestar de mis hijas, una de mis niñas nació con un problema en sus genitales y me vine más que todo por eso. Mi hija necesita una cirugía, ella puede orinar, pero le duele y quiero darle bienestar a ella y a mi otra hija”, cuenta Óscar.

Finalmente, la familia expresa que se quedaron sin dinero, por lo cual abrieron una cuenta en GoFundMe para recaudar fondos y poder estabilizarse económicamente.