La familia de la mujer que murió por un tiro accidental en el set de rodaje del western “Rust” demandó por homicidio culposo al actor Alec Baldwin, quien disparó el arma.

Baldwin ensayaba en un set de Nuevo México en octubre una escena con un revólver junto a Halyna Hutchins, la directora de fotografía de la película, cuando un disparo la hirió de muerte.

El abogado Brian Parnish, en una rueda de prensa, argumentó que Baldwin y otros productores del western incurrieron en “conducta imprudente y medidas para reducir costos”, lo que derivó en la muerte de Hutchins.

Lo más visto: (Video) Conmoción por el macabro hallazgo de dos cadáveres colgados de un puente

El abogado que representa a Mathew y Andros, marido e hijo de Hutchins, presentó una lista de “al menos 15 procedimientos estándar de la industria” que, habrían ignorado los productores en el set.

Estos incluyen no utilizar armas de utilería en vez de un revólver real, ausencia de personas calificadas para manipular armas en el set y falta de equipos de protección para los trabajadores.

Parnish también argumentó que Baldwin “se rehusó” a recibir entrenamiento para desenfundar el arma. El abogado mostró una reconstrucción en 3D del incidente.

Al ser cuestionado sobre el monto de la compensación económica que la familia de Hutchines espera recibir, Parnish dijo creer que es “sustancial”.

Vea también: El doloroso relato de unos padres cuyo hijo de 12 años se quitó la vida tras sufrir bullying

Una investigación criminal, por el caso, está en curso, pero hasta el momento nadie ha quedado detenido ni acusado de cargos penales.

Alec Baldwin dijo en varias ocasiones haber conversado con la familia de Hutchins, quien falleció a los 42 años.

En diciembre, en una entrevista con una emisora estadounidense, dijo que cuando le entregaron el arma para el ensayo le dijeron que no tenía municiones. Explicó que apuntó en dirección a Hutchins, siguiendo instrucciones, mientras repasaban como se filmaría la escena.

En la misma entrevista aseguró que no apretó el gatillo del revólver, que apenas lo amartilló.